lunes, 6 de mayo de 2013

Hospital de Órbigo



Puente sobre el río Órbigo- Hospital de Órbigo. 
Asentada sobre una ribera, y a la sombra de sus choperas, reposa en dulce remanso de aguas, la localidad de Hospital de Órbigo, sobre cuyo magnífico Puente, un caballero leonés protagonizó por el siglo XV uno de los últimos Torneos Medievales.
Para las generaciones venideras han quedado grabadas sus hazañas sobre el mismo lugar donde acontecieron, es decir, sobre el Puente Romano que parece cabalgar sobre las aguas espumosas y juguetonas del río Órbigo. Por él pasaron, y aún hoy siguen pasando incontables peregrinos nacionales y de fuera de nuestras fronteras, con la sola ilusión de postrarse ante la tumba del Apóstol, en Santiago de Compostela.
  Es ese camino de peregrinación, también llamado "Camino Francés" el que pasa bordeando la fachada de nuestra hermosa iglesia parroquial de San Juan Bautista, no sin antes haber saludado, a su diestra, la espadaña de la Iglesia del Puente, que asemejan una allá arriba y la otra aquí abajo, dos centinelas velando este curioso paso de piedras sobre lecho de aguas.



Se encuentran Hospital y Puente, en un estratégico cruce de caminos, próximos a poblaciones como León, Astorga, La Bañeza y Carrizo, próximo el acceso a la autopista que nos comunica con la cornisa cantábrica, y autovías que se adentran en la meseta castellana.
Villa de gran tradición como centro fabril de transformación de productos agrarios, debido a la constante formación progresista de su Escuela de Ampliación de Instrucción Primaria y de Agricultura, fundada en 1890 por los Sres. D. Francisco y D. Pedro Blanco de Sierra Pambley, hombres que supieron acomodar las enseñanzas de la Institución de la libre enseñanza de Giner de los Rios a una zona agrícola por excelencia. En fábricas de piensos y leche trabaja gran parte de la población, compartiendo un % cada vez menor la agricultura intensiva, y ganando cada día más adeptos el sector servicios, y sobretodo el sector turístico, que parece puede llegar a ser en un futuro no muy lejano, el verdadero motor de la comarca, puesto que nuestras infraestructuras así lo aconsejan.